+ que arte

El valor añadido: arte terapia, arte solidario, arte de integración social.

El arte como herramienta terapéutica surgió en EEUU alrededor de 1930 y de la mano de Margaret Naumburg, una reconocida psicoanalista, profesora y artista. Como educadora, observó el valioso discurso simbólico y comunicativo en los dibujos de sus alumnos. Naumburg llegó a la conclusión que los sentimientos y pensamientos más profundos derivados del inconsciente alcanzan su expresión a través de las imágenes y no de las palabras. Durante la segunda guerra mundial, el artista Adrián Hill se dedicó a pintar mientras estaba convaleciente en un hospital. Al darse cuenta de que esta actividad artística le había ayudado en su recuperación siguió colaborando con el hospital, pintando junto a pacientes -soldados- traumatizados por las experiencias de la guerra.La integración social de estos combatientes que pintaron junto a Adrian Hill fue menos traumática presentando menores secuelas psicológicas que otros soldados. En 1964 se fundó la Asociación Británica de Arte Terapeutas y en 1969 la correspondiente americana.

La práctica artística terapéutica favorece la estabilidad emocional y la integración social de las personas. Los procesos creativos ayudan a las personas a expresar lo que sienten, a compartir emociones, a conciliar posiciones e ideas, a resolver conflictos, a conectar unos con otros, a controlar el comportamiento, a reducir el estrés...y facilitan los procesos de reflexión, introspección, de auto-conocimiento…Ayudan a sentir lo que no sabemos explicar y a expresar lo que queremos, aunque quizás no sepamos como.

Esta posibilidad terapéutica-social que nos brinda el arte está en las antípodas del concepto actual del arte como fondo de inversión o refugio de capitales. Responde a una inquietud muy distinta: procura el bienestar de las personas y conecta con la integración social de colectivos desfavorecidos.

¿Conoces los beneficios de las actividades artísticas en el tratamiento de la epilepsia?

Sharing Social

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *