La cerámica arcaizante de Lola Rivière.

Publicada en Publicada en Arte+, Artista, Cerámica

Absolutamente recomendable la exposición de la ceramista Lola Rivière en Espai d´Art Carmen Galofré de Barcelona. Confieso que no conocía a esta mujer ni su trabajo y ¡ qué estupendo ! haberlo descubierto porque me impactó desde el mismo instante en que cruce el umbral de la galería. El trabajo de esta artista amalgama primitivismo, clasicismo y contemporaneidad.

 

lola_riviere

 

Lola trabaja de un modo absolutamente artesanal por eso sus cuencos, platos, boles, vasos y vasijas no son “perfectos” y muestran irregularidades en sus formas, texturas y volúmenes. Rivière consigue mostrarnos la belleza de la imperfecto y  la potencia de un proceso de trabajo en el que el tiempo al igual que las capas y los posos materiales, se van acumulando hasta constituir un todo rotundo. 

 

Contemplar estas piezas únicas nos lleva a conectar con civilizaciones antiguas y recorrer nuestra propia memoria en busca del tiempo vivido. Cocidas en un horno a altas temperaturas, pintadas, recocidas, y vueltas a pintar…estas cerámicas se adaptan irremediablemente a los cambios y al medio hasta adquirir solidez. Sus cuarteados, craquelados, motas, aguas y gamas de color son las huellas de este constante devenir.

 

lola_riviere_aficionarte_ceramica

 

Me contó Lola que a veces los elementos que emplea, es decir, la tierra, la temperatura y el tiempo de cocción en el horno, los pigmentos aplicados, la superposición de capas, etc… dan origen a obras muy bellas. Piezas que ella conserva en su estudio y que intenta volver a producir, muchas veces sin conseguirlo. Me habla de un trabajo en el que cada obra es única y de la respuesta espontánea del material en un proceso caprichoso. Este equilibrio, este juego de fuerzas, esta sabiduría de Lola para intervenir en el proceso y al tiempo dejar fluir es lo que confiere una rotunda elegancia a su trabajo.