El arte y la terapia.

Publicada en Publicada en Arte+

¿ Qué es el arte? Cuando me formulo esta pregunta me viene a la cabeza el libro de Umberto Eco “La definición del arte”. Imposible ponernos de acuerdo sobre qué es. Sin embargo creo que todos coincidimos en considerar el arte como una necesidad intrínseca del ser humano, como una herramienta que nos permite expresar sentimientos, emociones e ideas. Todo proceso creativo, ya sea música, danza, cine, teatro, pintura, escultura, fotografía, etc…tiene una finalidad estética y/o comunicativa y nos conecta irremediablemente con nuestro interior. En ningún momento de la historia, el arte ha dejado de existir y además evoluciona a medida que lo hace el hombre. Siempre nos acompaña y habla de nosotros.

difinicion de arte- aficionarte

El arte como herramienta terapéutica surgió en EEUU alrededor de 1930 y de la mano de Margaret Naumburg, una reconocida psicoanalista, profesora y artista. Como educadora, observó el valioso discurso simbólico y comunicativo en los dibujos de sus alumnos. Naumburg llegó a la conclusión que los sentimientos y pensamientos más profundos derivados del inconsciente alcanzan expresión a través de imágenes y no de palabras. Durante la segunda guerra mundial, el artista Adrián Hill se dedicó a pintar mientras estaba convaleciente en un hospital y, al darse cuenta de que esta actividad artística le había ayudado en su recuperación, siguió colaborando con el hospital “pintando” junto a pacientes, soldados, traumatizados por las experiencias de la guerra. En 1964 se fundó la Asociación Británica de Arte Terapeutas y en 1969 la correspondiente americana.

margaret-naumburg-aficionarte

La realidad: Muchos, me atrevería a decir que todos nosotros, hemos experimentado en nuestra vida el bienestar que nos proporciona una actividad artística, ya sea porque la llevamos a cabo nosotros mismos o porque participamos en ella como espectadores. ¿Quien no ha llorado con una canción que le ha hecho recordar? ¿quien no ha sonreído viendo una imagen? ¿quien no se ha cuestionado ideas al ver una película? ¿quien no se ha conmovido ante una determinada pintura? ¿quien no ha vibrado en un concierto igual que lo hacían las guitarras que sonaban? Todos hemos experimentado un proceso creativo y todos hemos emocionalmente conectado. Lo que quizás no hemos hecho aún es darnos cuenta que esa tarde en el cine, esa mañana en el museo, esa noche escuchando música o bailándola… esos instantes, de pintura o de teatro, nos han cambiado aunque sea una minúscula parte de nuestro yo.

Arteterapia-para-tratamiento-1079241

Si profundizáis y buscáis ejemplos, seguro que estaréis de acuerdo conmigo en que los procesos creativos, EL ARTE, ayuda a la gente a expresar lo que siente, a compartir emociones, a conciliar posiciones e ideas, a resolver conflictos, a conectar unos con otros, a controlar el comportamiento, a reducir el estrés, a la reflexión, a la introspección, al auto-conocimiento…a sentir lo que no sabemos explicar y a expresar lo que queremos, aunque quizás no sabemos como.

aficionarte-alvaro soler arpa
Artist Alvaro Soler Arpa working with kids. Mar de Somnis

Por eso hoy escribo este texto, para concienciarnos del tremendo potencial del arte como vehículo para trabajar nuestra emocionalidad y ayudarnos a sanar nuestros miedos, inseguridades, traumas o lo que sea que nos inquieta. Esto es especialmente efectivo en los niños, quienes reciben como esponjas, están abiertos a todo y gozan de una imaginación desbordante. Esta posibilidad terapéutica que nos brinda el arte está en las antípodas del concepto actual del arte como fondo de inversión o refugio de capitales. El arte terapia responde a una inquietud muy distinta, procura el bienestar de las personas y conecta con la integración social de colectivos desfavorecidos. En nuestro país, el arte como herramienta terapéutica es poco conocida, sin embargo, aquellos que la conocen y la ponen en práctica reconocen su valía, su funcionalidad y sus beneficios.