Bokusho, expresionismo japonés.

Publicada en Publicada en Arte+, Artista, Pintura
Esta mañana he conocido a Eva Ibañez, española solo en su nombre y apariencia, en esencia, nipona. Para Eva todo empezó a tener sentido un día en el que paseaba por el barrio barcelonés del Born. Hacia tiempo que Eva buscaba la manera de expresar lo que llevaba dentro a través de una actividad artística-creativa pero ninguna de las que había iniciado le satisfacía. Aquel día, en su recorrido, se topó con una pequeña “galeria-shop” que exponía unos papeles de trazos negros y sobrios. Entró y lo que allí vio le fascino: la austeridad y la elegancia del entorno, la luz tenue que lo inundaba todo, la simplicidad de los objetos tremendamente bellos (papeles, pinceles, tinteros, cerámicas…), la cordialidad y la serenidad de los anfitriones, un maestro japonés y su esposa recién llegados a la ciudad y que apenas entendían nuestro idioma…Eva se sintió recogida y en su hogar, anheló saber más. Así que, sin apenas entendimiento verbal y mucho emocional, arrancaron los sucesivos encuentros entre Eva y el maestro, quien con el tiempo le reveló las infinitas riquezas de la cultura de su país y le enseñó a amar y a entender la sabiduría y el arte de la caligrafía.

 

bokusho arte japones

 

El “shodo” o “camino de la escritura” es mucho más que una disciplina que usa la tinta, el pincel de bambú y el papel de arroz. Es una tradición milenaria, llena de espiritualidad y significado, que requiere concentración y un proceso de reflexión intima y personal que nos lleve a aflorar nuestra intimidad. En la caligrafía japonesa y en las enseñanzas de su maestro del Born, Eva encontró el camino que llevaba tiempo buscando y decidió seguirlo.

<br<

Desde el Born viajó hasta Japón. En Kyoto descubrió los templos dedicados a la caligrafía y empezó a estudiar y a trabajar otro tipo de escritura llamada “kana”. Y ésta le llevó a sentir la necesidad de algo más, porque como la propia Eva explica “la caligrafía es recogimiento y yo necesitaba expandirme”. Así que ahora trabaja el “bokusho” que algunos han definido como “avant-garde japanese calligraphy” o “abstract expressionist calligraphy”.

 

caligrafia japonesa bokusho

 

Eva habla del bokusho como el arte que le permite sacar la esencia, exteriorizar desde el interior, sin límites ni directrices, tan solo dejando ir. No importan las formas conseguidas ni las lineas dibujadas. El protagonista es el papel blanco sobre el que destacan las aguas de las tintas y sus matices, el gesto del pincel, el trazo y la emocionalidad.

 

El “bokusho” se me antoja como la expresión de fragmentos, no retales, de nuestra alma cuando ésta ES serena y fuerte porque está en armonía y en equilibrio. Por eso cada “dibujo” está lleno de energía y al mismo tiempo es quietud.

 

Otros trabajos de Eva:
libro del tao

 

 

Eva Ibañez Cano ha realizado un taller de Bokusho con los niños que asisten a MAR DE SOMNIS. El objetivo de esta actividad ha sido que expresaran sin límites y sin ser juzgados sus emociones, soltando a través del pincel y la tinta sus miedos, rabias, inquietudes y alegrías. Una práctica artística con una finalidad no estética sino de transformación personal.

 

arte terapia bokusho en mar de somnis