Anish Kapoor plagiado e indignado.

Publicada en Publicada en Artista, Escultura, Mercado del Arte

Es noticia la indignación de artista británico-indio Anish Kapoor.

En la ciudad china de Karamay han instalado una escultura “similar” a la famosa “Cloud Gate” de Kapoor, emplazada en el Millennium Park de Chicago.

La escultura de Kapoor es de acero inoxidable pulido y tiene forma de elipse, de 10 metros de altura y 20 de largo, y popularmente se conoce con el nombre de “La Judia”. En pocos años esta impactante masa, semejante a una gota de mercurio en la distancia, se ha convertido en uno de los iconos de la ciudad de Chicago.

anish kapoor chicago
Anish Kapoor “Cloud Gate” Chicago

 

Instalación en karamay, publicada en el Twitter  por  el diario oficial del partido comunista
Instalación en karamay, publicada en el Twitter por el diario oficial del partido comunista

FireShot Capture - People's Daily,China on _ - https___twitter.com_PDChina_status_631034336188301312

 

 

24 horas después de la publicación del Twitter, Anish Kapoor hizo unas declaraciones en las que -indignado- hablaba de la permisividad china para “robar”  la creatividad de artistas internacionales e instaba al alcalde de la ciudad de Chicago Rahm Emmanuel para que tomara las oportunas medidas legales a fin de evitar semejante violación de sus derechos de autor. “The World Street Journal” ha publicado la respuesta del alcalde que no parece vaya a tomar partido y que ha encolerizado doblemente al artista:

“’Imitation is the greatest form of flattery’ is what I would say. And if you want to see original artwork like this or like the Bean, you come to Chicago,”

(Yo diría que la imitación es la mayor de las adulaciones, así que si quieres ver obras de arte originales como esta o como la Judia, te vienes a Chicago)

¿Qué opinas tu de estos plagios, imitaciones…robos creativos? 

He vivido en primera persona algo similar. Hace unos años instalamos unas esculturas de un artista español en un país árabe (me reservo el nombre) y tras esa primera operación, la propuesta de los que allí mandaban fue que podíamos colocar muchas esculturas -por todo el país- siempre y cuando les mandáramos los diseños para que las fabricaran en china. Por supuesto no aceptamos la propuesta. En ese mismo país árabe era habitual encontrarse en los hoteles de lujo con burdas copias-imitaciones de cuadros famosos o al estilo de artistas de renombre colgando de las paredes del vestíbulo, pasillos e incluso de los lavabos.

Estando allí, me di cuenta que no es solo una cuestión económica, es decir, ahorrarse los honorarios del artista. Es también una cuestión cultural. Son países en los que aún se confunde el trabajo artesanal (y realmente son magistrales artesanos) con el trabajo del artista o mejor decir con el concepto “artista”. Les mueve el “aprovecharse” de una idea que estéticamente les parece bella pero no contemplan el valor de la “mente-espíritu” que la ha ideado.

Sin embargo, desde que el mercado del arte asiático está en auge y los propios artistas contemporáneos (chinos, coreanos, indios, iraníes, etc..) se consolidan en sus propios países y se internacionalizan, se produce el cambio de mentalidad para ser capaces de distinguir entre el valor del trabajo artesanal -que sin duda es maravilloso, muchas veces asombroso y artístico- del valor del artista tal y como nosotros lo conocemos.

 

frase-un-pintor-es-un-hombre-que-pinta-lo-que-vende-un-artista-en-cambio-es-un-hombre-que-vende-lo-que-pablo-picasso-139095

El artista no sólo es aquel que firma sus obras. Es aquel que bajo su propia originalidad y creatividad, sin seguir modelos ni trabajar bajo directrices ajenas,  es capaz de crear un lenguaje artístico único que le distingue del resto, aplicando sus destrezas  y conocimientos técnicos además de plasmar sus sentimientos y emociones. La intencionalidad del artista y del artesano son distintas.